Río Negro Fiduciaria S.A. creada mediante la Ley Provincial Nº 3.134, inicia su actividad el 5 de marzo de 1998, con el objeto de administrar Fideicomisos en el marco de la Ley Nacional 24.441.

Dicha Ley determina el marco normativo al que debe ajustarse la administración de los fideicomisos o fondos fiduciarios, de forma tal de garantizar el uso correcto de la figura legal.

La Provincia de Rio Negro (fiduciante), canaliza a través de la empresa, fondos que son creados con una determinada finalidad. Existe una autoridad de aplicación ligada a dichos fondos que establece las políticas de inversión que deben llevarse adelante, y la empresa estatal en su papel de fiduciario, vigila que el uso de los fondos se enmarque en aquello para lo que fueron creados.

De esta manera la misión que se ha trazado Fiduciaria es la de generar los mecanismos administrativos necesarios para que los fondos lleguen en forma eficaz a manos de los destinatarios, ya sea a través de programas crediticios o de aportes, y la firme gestión de recupero a los fines de renovar el monto prestable en forma periódica.

La Empresa en dicho marco se encuentra obligada a informar de los movimientos de cada fondo, al Tribunal de Cuentas, a la Legislatura de la Provincia y a la Autoridad de Aplicación, con lo cual el control es permanente.

Se suma a dichos controles de legalidad, los ejercidos por la Sindicatura que actúa en la empresa y la Auditoría Externa que determina si los registros contables se ajustan a las Resoluciones Técnicas vigentes.

Se destaca en los últimos tres años el mayor protagonismo a nivel provincial adquirido por la Fiduciaria, que ha evolucionado muy favorablemente respecto a la cantidad y monto de asistencia crediticia a los sectores productivos, y apunta a continuar profundizando ese mandato del Gobernador Alberto Weretilneck, para que el productor, cuente con una herramienta ágil que resuelva parte de sus necesidades para producir en mejores condiciones.